Adiós a los ‘Elementos en Tensión’

Direcciones y giros permitidos. Grafico J.A.Salazar
Un corte que se prevé de 10 meses
1 julio, 2019

Adiós a los ‘Elementos en Tensión’

Diario La Rioja

Adiós a los ‘Elementos en Tensión’

Las dos piezas que presidían la glorieta de Vara de Rey con Duques de Nájera ‘cayeron’ ayer

La escultura se trasladará al Parque de Servicios municipal hasta su posible restauración, ya que no se descarta volver a reubicarla en el futuro

Los dos ‘Elementos en Tensión’ diseñados por José María Sánchez Cuesta a principios de los 90 ya no vigilan la entrada a Logroño por Vara de Rey. Después de 26 años de presencia, han bastado cuatro horas de trabajo para borrarlos del paisaje de la ciudad.

Los obreros comenzaron su tarea ayer sobre las ocho de la mañana y ya a las 10.30 consiguieron desmontar la primera de las estructuras. Su hermana caía hora y media después. El procedimiento no fue sencillo, ya que hubo que retirar primero la tierra del parterre para después cortar los tornillos que anclaban las esculturas al suelo. La grúa ayudó a tumbarlas una vez desancladas.

Para poder trasladarlas al Parque de Servicios ambas tuvieron que ser divididas en dos piezas antes de que pudieran subirlas en camiones diferentes debido a su peso y tamaño.

Las obras han despertado hoy todo tipo de comentarios entre los transeúntes que observaban el levantamiento. «Se están cargando nuestra historia» murmuraban en un grupo de veteranos, mientras que los pequeños se quedaban atónitos ante semejante estructura en el aire. El resto se limitaba a inmortalizar el momento con sus móviles o cámaras.

Alberto de Pablo, adjunto de la Dirección General de Movilidad de Logroño, indicaba que estos próximos días el objetivo es «retirar todos los objetos que sean un obstáculo para la demolición del túnel». Una obra que tiene sus ventajas, para él: «Mejorará el tráfico, el acceso a la nueva estación de autobuses y la entrada de los ciudadanos a los parques». De Pablo ha aclarado que «el corte de Vara de Rey durará 10 meses» y estima que «la obra realmente estará terminada para principios de 2021».

Lo primero, acabar la urbanización y vender el suelo

El redactor del proyecto del soterramiento (fase I) y del Plan Ferrocarril, Iñaki Ábalos, se reunió ayer con el alcalde, Pablo Hermoso de Mendoza, para repasar los asuntos pendientes, que son, para él, «acabar la obra» y sacar suelo a la venta «para ir cuadrando los números». En este primer encuentro, «se ha tratado sobre todo de oírnos, de ver las inquietudes, problemas y soluciones que se están dando, además de cómo están los procesos en marcha». «He encontrado una sensibilidad medioambiental y por la ciudad diferente», señaló. El medio ambiente, la movilidad, la prioridad del peatón «han sido temas que, claramente, estaban en el proyecto original aprobado hace ya tanto tiempo» –en 2004– y que, en palabras de Ábalos, «ahora se han venido a recuperar». «Tenemos el compromiso de dar continuidad y añadir, ahora que hay más elasticidad, esos criterios un poco olvidados», sobre todo los de movilidad y lo que podría ser carril bici