La estación de autobuses de Logroño, a falta de la cúpula y los remates

El Pleno aprueba recuperar el proyecto del 2013 de Vara de Rey sin construir el túnel
6 septiembre, 2019
Confluencia de la futura calle Miguel Delibes con Gustavo Adolfo Bécquer, ayer.
Una obra que cambia de epicentro
23 octubre, 2019

La estación de autobuses de Logroño, a falta de la cúpula y los remates

Nuevocuatrouno

La estación de autobuses de Logroño, a falta de la cúpula y los remates

Rafael Alcoceba, arquitecto municipal de Logroño, ha explicado que las obras de la nueva estación de autobuses de la capital riojana están bastante avanzadas, «a expensas del modificado para poder instalar la cúpula definitiva que una las dos estaciones, la de tren y la de autobuses».

En una visita a la estación organizada por la Fundación Cultural Arquitectos de La Rioja, Alcoceba ha destacado que están ya con remates y que por dentro está muy avanzada: «Estamos cerrando las entrañas de la estación, es decir, la estructura metálica, y además poniendo los falsos techos, similares a los de la estación de tren».

En cuanto a las fechas, el arquitecto siempre ha sido optimista y siguiendo esta línea ha confirmado que el contrato del modificado estará para finales de noviembre y después se necesitan unos cinco o seis meses de ejecución: «En relación al tema civil y arquitectónico para el segundo trimestre de 2020 tendremos nuestra estación, aunque después hay que ponerla en funcionamiento, un proceso que supondrá otro mes y medio».

La estación

La nueva terminal, con una superficie de 9.412 metros cuadrados, está formada, al igual que la estación de tren, por un único edificio que albergará el vestíbulo con las diferentes áreas de venta de billetes, zona de personal, área de cafetería, los andenes de autobuses y otros servicios.

Además, en la planta superior, se va a situar una cafetería abierta, por un lado al parque, y por otro al interior de la estación. La estación va a contar con una fachada aireada mediante una malla metálica de acero inoxidable, carente de cristal, con el objetivo de que entre con más facilidad la luz solar y haya mayor ventilación.

La cúpula

Según Alcoceba, uno de los elementos más ambiciosos de esta nueva obra es la construcción de una gran cúpula que va a dar continuidad a las dos estaciones de manera que permanezcan unidas. «Esta cúpula va a ser muy estética porque ambas estaciones se van a poder contemplar al unísono, y, además, funcional, porque va a dar continuidad al parque que ya está ejecutado encima de la estación de tren».

Asimismo, el arquitecto ha indicado que esta cúpula va a contar con «un ojo de buey en el centro que va a permitir ver desde arriba y sin peligro el trasiego de vehículos de la carretera».

El parque

El jardín que conforma el parque Felipe VI se va a prolongar por encima de la cúpula que une ambas estaciones hasta llegar a la prolongación de la calle Hermanos Hircio. Así, con la nueva extensión de zona verde, se van a alcanzar los sesenta mil metros cuadrados. Todo, con el objetivo de convertir esta zona en un nuevo centro neurálgico de la ciudad de la forma más accesible posible.

En cuanto a posibles ruidos para los vecinos, los responsables del proyecto han indicado que no habrá problema debido a que las viviendas más cercanas se encuentran a 35 metros de la estación.