Primera fase

La etapa más emblemática y más compleja de la integración

La primera fase es la más emblemática y compleja de las tres etapas constructivas que estructuran el proceso de integración. El proyecto, redactado por las ingenierías INECO y SENER, ha sido ejecutado por la constructora SACYR y ha tenido por objeto integrar el corredor ferroviario comprendido entre las calles Vara de Rey y el río Iregua: más de 2,8 kilómetros de trazado ferroviario. Comprende la duplicación y la adaptación de la vía a los requerimientos de la alta velocidad en todo el tramo y el soterramiento de las infraestructuras ferroviarias entre las calles Vara de Rey y Baltasar Gracián.

La fase 1 ha incluido la urbanización de la cubierta del tramo soterrado y la construcción de la nueva estación de ferrocarril (en funcionamiento desde diciembre de 2011), que fue diseñada por el arquitecto Iñaki Ábalos, responsable del Plan Especial Ferrocarril. La actuación ha conllevado una profunda transformación del entorno, reconvertido en una amplia avenida verde, presidida por el edificio de viajeros de la estación, y la redefinición del entramado viario de la zona:

  • Colón se ha conectado con Gustavo Adolfo Bécquer
  • José María Lope Toledo con Juan Boscán
  • Eliseo Pinedo con Pedregales
  • La nueva calle Miguel Delibes conecta Piqueras con Gustavo Adolfo Bécquer
  • Obispo Rubio Montiel se conectará con Baltasar Gracián
  • Duques de Nájera se prolongará hasta Miguel Delibes

Esta etapa se puede dividir en tres grandes obras o hitos constructivos. Uno: el túnel o cajón subterráneo por el que discurre el corredor ferroviario. Dos: la nueva estación de ferrocarril, que conforma una infraestructura de transporte unitaria con la futura terminal de autobuses. Tres: el aparcamiento subterráneo anejo a las instalaciones ferroviarias que presta servicio tanto a los usuarios de la nueva estación ferroviaria como de la futura terminal de autobuses.

La primera fase comenzó el 7 de diciembre de 2009. Empezaba entonces, una vez concluidas o muy avanzadas las actuaciones preparatorias, el proceso constructivo del proceso de integración del ferrocarril. Las obras fueron adjudicadas a la constructora Sacyr por un importe superior a 134 millones de euros. La nueva estación de ferrocarril entró en funcionamiento el 18 de diciembre de 2011 y las obras concluyeron en 2013.