Proceso de integración

Infraestructura, arquitectura y urbanismo

La integración del ferrocarril en el casco urbano de Logroño funde en una única actuación infraestructura, arquitectura y urbanismo. Su objetivo es integrar seis kilómetros de corredor ferroviario. Esta encomienda incluye la definición de la solución técnica para soterrar las infraestructuras ferroviarias y adaptarlas a la alta velocidad, el diseño urbanístico del espacio liberado y el proyecto arquitectónico de la nueva estación de ferrocarril.

La actuación está basada en dos grandes proyectos: el Proyecto Constructivo del Soterramiento, que define la parte del proceso de integración que atañe a las infraestructuras ferroviarias, y el Plan Especial Ferrocarril, que diseña la parte urbanística.

El proceso de integración ha sido estructurado en cuatro fases diferenciadas y consecutivas: una previa y tres constructivas. La fase previa, ya concluida, consistió en una serie de trabajos preparatorios imprescindibles para posibilitar el desarrollo de las etapas posteriores. Las fases constructivas contemplan la intervención sobre tramos diferenciados del corredor a su paso por Logroño:

  • Primera fase: entre la calle Vara de Rey y el río Iregua: las obras de integración ferroviaria han finalizado, en la actualidad se ejecutan las obras de la nueva Estación de Autobuses y en breve se acometerán las obras de urbanización pendientes.
  • Segunda fase: entre la calle Murrieta y el puente de Sagasta
  • Tercera fase: entre las calles Murrieta y Vara de Rey