Un día de casi normalidad en Colón

La ‘guinda’ de la nueva puerta de la ciudad
10 febrero, 2020

Un día de casi normalidad en Colón

Diario La Rioja

Un día de casi normalidad en Colón

El tramo entre las dos estaciones mantuvo la circulación habitual hasta media tarde

Hubo quien, a primera hora, buscó recorridos alternativos para entrar a la ciudad en vez de lanzarse a su trayecto habitual por la avenida de Colón, pero el tramo entre las dos estaciones permaneció abierto y funcionando con normalidad durante buena parte de la jornada. Solo a las doce del mediodía los operarios comenzaron a amontonar los pivotes en la mediana y a descargar las vallas con las que vedar el paso de un trozo de calle –de momento los carriles en dirección sur-norte–, que permanecerá cerrada durante varios meses, al menos hasta finales de julio, según el plan de trabajo previsto para la actuación.

Pero la colocación en la calzada de estos efectos aún se demoró hasta media tarde y los taxis pudieron permanecer toda la mañana en su sitio habitual, frente a la puerta de la estación de trenes, en vez de en la fachada sur, en la calle Miguel Delibes, que es el lugar que tendrán que utilizar hasta agosto. Incluso junto a la puerta, bajo la marquesina que ha de ser desmontada estas próximas jornadas, estuvieron los carritos que facilitan la entrada del equipaje a los viajeros, como cada día.

Así, la normalidad fue la tónica de la jornada en esa parte de la ciudad hasta eso de las cinco, cuando los vehículos que se acercaban eran desviados por Miguel Delibes. Un día menos sin interferencias en el tráfico de una parte de la capital, que ya cuenta con algunas vías en situación más bien provisional y llenas de bolardos de colores, como sucede en el entorno de la nueva rotonda de Belchite y frente a lo que fue la plaza de Europa, cuyas medianas todavía son en blanco y rojo.

Una vez los preparativos realizados, todo indica que las próximas dos semanas se desarrollarán las labores precisas en la fachada de la estación de ferrocarril, en su marquesina y en sus paneles, de manera que pueda encajar en la nueva estructura que habrá de sujetar la cúpula entre estaciones y que se instalará a continuación. Primero irán las cerchas entre los dos edificios, después se pondrá el óculo central y, por fin las nervaduras intermedias para luego materializar los rellenos necesarios.

El resultado final será un trozo de parque de 3.000 metros más que una las dos zonas verdes que ya existen y un espacio público emblemático que configure la estación como intermodal.

Pruebas en Los Lirios

La salida de la autovía A-13 hacia la avenida de Zaragoza quedará cerrada desde las 9.15 horas de hoy para colocar las espiras detectoras de vehículos vinculadas al semáforo que se está instalando en la rotonda que da acceso al barrio de Los Lirios desde la circunvalación. Estos trabajos durarán en torno a las tres horas, de manera que se estima que el tráfico podrá restablecerse a mediodía, indicó ayer el Consistorio. Después, se abordará la unión de estas espiras con la canalización existente cruzando el vial que llega de la LO-20. Se realizará en dos fases y, para ello, se ocupará una mitad del carril en cada fase y se mantendrá un espacio de 3,30 metros de ancho para poder mantener la circulación. Este trabajo podría posponerse al miércoles, según las obras previas y de la densidad del tráfico.