Ejemplo de SUDS, web del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico

LIF2002

El parque Felipe VI de Logroño, inaugurado en marzo de 2021, se ha ejecutado siguiendo los principios del denominado SUDS (Sistemas Urbanos de Drenaje Sostenible ). En la web del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico el parque  aparece como ejemplo de cubierta ecológica y uno de los primeros parques ejecutado en España con este sistema.

 El diseño es obra de los arquitectos A+S Abalos+Sentkiewicz y la paisajista Teresa Galí de Arquitectura Agronomía. La obra fue ejecutada por el empresa riojana Agua y Jardín.

Los SUDS son elementos previos al sistema de saneamiento: Debido a que los SUDS no degradan e incluso restauran la calidad del agua que gestionan, es recomendable que estas aguas así tratadas no viertan al sistema de saneamiento, solo en caso de reboses y cuando no haya otro posible destino, se contemplará su vertido a la red de saneamiento. Por ello, los SUDS son sistemas que, según las características y condicionantes de su emplazamiento, pueden estar desconectados o semi desconectados del sistema de saneamiento.

Los objetivos principales de los SUDS son:

  • Crear ciudades más respetuosas con el ciclo natural del agua al restaurar la situación previa a su proceso urbanizador: Reduciendo su impermeabilización, creando espacios  vegetados y ciudades con un mayor grado de naturación, biodiversidad y más permeables al agua de lluvia.
  • Captar el agua pluvial en origen, es decir, lo más cerca posible de donde precipita: Mediante el uso de materiales filtrantes (superficies porosas, capas granulares, geotextiles, celdas drenantes) y preservando así su calidad.
  • Reducir la escorrentía pluvial urbana, que es el agua de lluvia no absorbida por el terreno (superficie urbana): Las aguas captadas y tratadas por los SUDS pueden ser derivadas al DPH o acumuladas en depósitos, bien para su reutilización (riego) o bien para su infiltración al terreno (depósitos de infiltración) recargando el freático.
  • Tratar la escorrentía pluvial urbana al reducir su carga contaminante provocada por la actividad ciudadana: Mediante un filtrado con capas granulares y geotextiles.
  • Conseguir una economía circular en el ciclo urbano del agua: Al considerar el agua de lluvia como un recurso natural valorizable se capta y gestiona preservando y/o restaurando su calidad, permitiendo así usos posteriores (riego, baldeo, inodoros, recarga del freático), de ocio y deportivos, incluso paisajísticos (láminas de agua, cuerpos de agua, humedales) o su vertido a cauce (DPH).

Efectos positivos en el sistema de saneamiento tras la implantación de SUDS:

  • Se reduce la problemática, tanto en volumen como en contaminación, de los vertidos por desbordamientos del sistema de saneamiento en episodios de lluvia.
  • Al disminuir la aportación de escorrentía pluvial al sistema de saneamiento se mejora el rendimiento de la EDAR asociada al mismo, reduciendo su gasto energético y contribuyendo a la descarbonización del ciclo urbano del agua.