LA ACTUACIÓN

Una transformación sin precedentes de la ciudad

La integración de las infraestructuras ferroviarias en el casco urbano de Logroño supone una transformación sin precedentes de la ciudad: restañará la división generada por la vía del ferrocarril y emergerá un nuevo barrio integrador y sostenible. Su objetivo es resolver los efectos negativos generados a lo largo de los seis kilómetros de corredor ferroviario que discurren por el casco urbano y que no fueron valorados en la primera implantación.

La actuación contempla el soterramiento de la línea férrea en el tramo urbano, la adaptación de las infraestructuras a la alta velocidad (traviesas polivalentes),  la generación de un nuevo eje de espacios públicos y creación de una zona residencial innovadora y sostenible.

 

Estado de las obras de Fase 1 en 2010

La integración del ferrocarril en el casco urbano de Logroño funde en una única actuación infraestructura, arquitectura, paisaje y urbanismo sostenible. Está basada en dos grandes proyectos: el Proyecto Constructivo del Soterramiento, que define la parte del proceso de integración que atañe a las infraestructuras ferroviarias, y el Plan Especial «Ferrocarril», que ordena los cambios en la ciudad y el desarrollo residencial que completará la actuación.

El proceso de integración ha sido estructurado en cuatro fases diferenciadas y consecutivas: una previa y tres constructivas. La fase previa  consistió en una serie de trabajos preparatorios imprescindibles para posibilitar el desarrollo de las etapas posteriores: traslado de instalaciones, construcción de una vía provisional etc.

Las 3 fases constructivas contemplan la intervención sobre tramos diferenciados del corredor a su paso por Logroño:

    • FASE 1 entre la calle Vara de Rey y el río Iregua: las obras de integración ferroviaria han finalizado, así como las obras de las nuevas estaciones de Tren y de Autobuses y en breve se comenzarán las obras de urbanización pendientes.
    • FASE 2: entre la calle Murrieta y el puente de Sagasta
    • FASE 3: entre las calles Murrieta y Vara de Rey

 

La FASE 1 tiene por objeto integrar el tramo más oriental de la actuación, comprendido entre la calle Vara de Rey y el río Iregua. Se encuentra en proceso de finalización y ha supuesto la inversión más importante hasta el momento (más de 130 M€). La segunda  fase se corresponde con el tramo más occidental del trazado, localizado entre la calle Murrieta y el puente de Sagasta. La tercera pondrá punto final al proceso integrador con la intervención en el tramo central, situado entre las calles Murrieta y Vara de Rey.

El Plan Especial «Ferrocarril» ordena la totalidad de los suelos de la actuación, diseñando el reparto de usos residenciales, de transporte y espacios libres de manera integradora y sensible al entorno urbano existente.

Estado actual del tramo de Fase 3, Logroño

Estado actual del tramo de Fase 2, Logroño