Nueva Estación de Tren: la pieza arquitectónica clave

«La estación actúa como punto de partida de un nuevo proyecto urbanístico, que restablece la conectividad entre las zonas norte y sur de Logroño y da lugar a su vez a un gran parque público donde el tablero de la estación es parte integrante y da su marca geométrica y topográfica al volumen Lo que hace único al proyecto es haberlo afrontado con una intensidad que se distribuye entre las cuestiones infraestructurales y urbanas, paisajísticas y arquitectónicas, ecológicas y económicas; es decir, con un modelo de gestión y un diseño total, que busca la calidad y la innovación en todas las etapas del proceso y que atiende tanto a los aspectos cuantitativos como cualitativos.» (Iñaki Ábalos)

ESTACIÓN DE TREN. Vestíbulo de viajeros. José Hevia. Diciembre 2011

El 18 de diciembre de 2011, festividad de la Virgen de la Esperanza, entró en servicio la nueva Estación de Ferrocarril de Logroño, obra ejecutada por la constructora SACYR. Las ingenierías que han trabajado durante su ejecución han sido: INECO, TYPSA, OVE ARUP, PROINTEC e INCOSA. La actuación ha conllevado una profunda transformación del entorno, reconvirtiendo la antigua playa de vías en una amplia avenida verde, presidida por el edificio de viajeros de la estación.

La nueva Estación de Tren supone una apuesta singular en el proceso de integración urbana de las infraestructuras ferroviarias. Ha sido diseñada por los arquitectos Iñaki Ábalos y Renata Sentkiewicz y está llamada a convertirse en referencia arquitectónica de Logroño. Está conectada mediante una cubierta transitable con la futura estación de autobuses, que se ubica justo en frente, al otro lado de la prolongación de Avenida de Colón. Ambas infraestructuras se han convertido en la gran puerta de entrada a la ciudad.