Logroño: una ciudad unida

Los socios de LIF 2002 negocian un nuevo marco de colaboración para las fases 2 y 3 del soterramiento
19 febrero, 2021
Vista general del parque diseñado por Ábalos+Sentkievicz y Teresa Galí, Jesús Rocandio 2020
El martes abre la ampliación del parque del soterramiento
25 febrero, 2021

Logroño: una ciudad unida

Pablo Hermoso de Mendoza, Alcalde de Logroño

Nuestra ciudad verá concluida una parte esencial del soterramiento gracias al esfuerzo de todos

Logroño afronta estos dos próximos años el reto y desafío de concluir y culminar algunas de las actuaciones urbanísticas vinculadas al soterramiento del ferrocarril abiertas en la ciudad durante demasiados años. Demasiados años con idas y vueltas sobre qué hacer con la subestación eléctrica de Cascajos, demasiados años con alternativas variadas y cambiantes sobre túneles en medio de la ciudad, demasiados años para concluir una nueva estación de autobuses.

El proyecto tiene una dimensión económica y una dimensión urbanística, operativa y técnica. En la parte económica la ciudad lleva años haciendo un esfuerzo continuado de inversión para hacer sostenible el proyecto. En estos 20 meses de trabajo el Equipo de Gobierno del Ayuntamiento ha dado continuidad a este esfuerzo pagando las cuotas del préstamo participativo y afrontando en este año 2021 la cuota final que asciende a 30 millones de euros. Sin duda, un esfuerzo hercúleo compartido con la Comunidad Autónoma de La Rioja. Cumplir los compromisos y pagar lo que se debe creo que demuestra con claridad el consenso y el compromiso del Ejecutivo municipal con este proyecto.

Al inicio de nuestro mandato, en septiembre de 2019, adoptamos una decisión coherente con el modelo de ciudad al que aspiramos y por el que trabajamos, pensado desde el bienestar del peatón y no tanto desde el fluir del vehículo. ¿Para qué gastar más dinero en un túnel y hacer un proyecto más complejo y difícil con mayor coste de mantenimiento pudiendo hacer un cruce, una solución más sencilla, más económica y pensada para las personas? ¿Por qué no recuperar la sensatez de una propuesta que era la propuesta inicial planteada por LIF (Logroño Integración del Ferrocarril) y la que tenía mayor valoración técnica y operativa? ¿Qué ganábamos con un túnel en Duques de Nájera cuando es la LO20 y las futuras conexiones de la zona sur las que van permitir comunicar con rapidez el este y oeste de la ciudad? ¿Por qué no pensar la ciudad para la gente como pasa en todas las ciudades que quieren ser más sostenibles y seguras?

La respuesta a todas estas preguntas nos llevó a optar por la opción de sustituir un túnel que sigue siendo una cicatriz en la ciudad, con la única ventaja de que los coches ganan un minuto de tiempo, por un gran espacio público en superficie pensado para el disfrute del peatón. No era la decisión más cómoda ni la más fácil, pero es la más coherente con nuestro compromiso por seguir mejorando la ciudad y hacerla más sostenible, más amable. Dijimos que tardaríamos más, pero que buscaríamos lo mejor.

El trabajo serio y riguroso de las tres entidades que conforman LIF ha permitido encauzar y dar salida a esta decisión del Ayuntamiento de Logroño. Agradecemos su esfuerzo y su comprensión.

Tras años de idas y venidas con la subestación eléctrica de Cascajos la tecnología actual permite compactarla, soterrarla y hacerlo en el emplazamiento actual con todas las garantías. Hacerlo atendiendo al mejor criterio técnico y económico y hacerlo buscando la participación y el compromiso de todas las entidades que conforman LIF.

El Ayuntamiento de Logroño avanza en este tema con paso firme tras años de indecisiones, titubeos, idas y venidas. Debemos cerrar también este capítulo.

Por último, la nueva estación de autobuses de Logroño, una estación de autobuses que se abrirá, si todo va bien, el año que viene. En estos momentos se trabaja para adaptarla a las necesidades que un emplazamiento de este tipo requiere. Es precisa una adecuación de la infraestructura que solucione algunas de las deficiencias detectadas en la recepción de la obra, una adaptación a las condiciones de accesibilidad y un planteamiento correcto para un modelo de gestión de la nueva estación que salvaguarde los intereses de la ciudad. La obra de la estación recibida en noviembre de 2020 tiene todavía algunos aspectos básicos que solucionar y debemos, a su vez, hacer un planteamiento adecuado para el espacio que quedará libre en la antigua estación.

Nuestro papel en este momento es finalizar y concluir aquellos temas que durante demasiado tiempo han estado abiertos en la ciudad y que han perjudicado a los vecinos y vecinas de esta zona de Logroño. Hacerlo bien, y hacerlo sin las prisas que luego todos pagamos en forma de modificaciones, reparaciones, cambios, deficiencias, mantenimientos; es decir, en más coste y en peor servicio.

De todo este proceso de toma de decisiones hemos dado cuenta en estos 20 meses de gobierno en ruedas de prensa, comisiones informativas, plenos en el Ayuntamiento, con transparencia y coherencia con un modo de entender la ciudad que está basado en unir a la gente que quiere un Logroño mejor.

Nuestra ciudad verá concluida una fase esencial del soterramiento y podrá contar que entre todos, muchas corporaciones municipales, mucho esfuerzo y mucha perseverancia conseguimos culminar un complejo proyecto urbanístico y arquitectónico que simboliza una ciudad envidiada por su buen vivir con un simbólico y vanguardista diseño, que nos sitúa en la mejor de las posiciones para seguir avanzando, creciendo y creando nuevas oportunidades.

Una ciudad unida.

«Nuestro papel en este momento es finalizar aquellos temas que durante demasiado tiempo han estado abiertos»