UN PARQUE CON BUENAS VISTAS

Vista general del parque diseñado por Ábalos+Sentkievicz y Teresa Galí, Jesús Rocandio 2020
El martes abre la ampliación del parque del soterramiento
25 febrero, 2021
The Logroño Intermodal Station at the Melbourne Design Week Congress
20 abril, 2021

UN PARQUE CON BUENAS VISTAS

Diario La Rioja

Soterramiento. La ciudad estrena 27.322 m2 de zona verde con recorridos sobre la estación de autobuses que culminan en un mirador y elementos como un estanque

El primer paseo sobre el parque del soterramiento lleva hasta la parte más alta, hasta la barandilla que culmina lo que será una cafetería que comunicará, escaleras o ascensor mediante, con la futura estación de autobuses. Todo el mundo quiere subir a este punto. En este parque es más fácil porque hay un caminito expresamente destinado a llevar a quien desee hacerlo a esta cima. En el de la estación de ferrocarril no estaba y los paseantes se abrieron paso como pudieron para alcanzar el objetivo. Esta lección se aprendió a la hora de diseñar el nuevo.

Desde esta atalaya unos cuantos vecinos pudieron comprobar ya desde media mañana de ayer las vistas que ofrece este nuevo enclave. El siguiente recorrido que ofrece el espacio recién inaugurado lleva hasta la parte superior del óculo entre las dos estaciones. Y se ven las puertas de acceso de los viajeros, los taxis... Tiene varios sitios curiosos el nuevo parque, el llamado Felipe VI, abierto desde este martes. El estanque lúdico, con sus chorros, es otro de ellos y más que lo será cuando por fin tenga una pérgola, que aún tardará un tiempo porque está incluida en el contrato del nudo de Vara de Rey. También figuran unas escaleras entre dos moles de hormigón que el uso hará que quizá se conviertan en asientos, justo en la parte central.

A la vez que se ven las virtudes de este espacio verde, al que algún vecino consultado le dio «una nota de 8 sobre 10», la zona muestra también lo que aún queda, desde el nudo de Vara de Rey, que apuntaba ayer alguna paseante desde la cima, a la subestación eléctrica o la misma estación de autobuses cerrada, que recordaba otro aún a medio camino hasta lo más alto. Que sigan las vallas puestas en buena parte del perímetro era otra de las cuestiones que señalaba algún otro caminante con sus compañeros de paseo.

El recién estrenado espacio verde, todo tan nuevecito, deja en evidencia el estado de conservación de su gemelo sobre la estación del tren, con numerosos vestigios del paso de los vándalos. Está pendiente una reparación que se está consultando con Adif, dijo ayer el concejal del área Jaime Caballero, que también mencionó las próximas cámaras de vigilancia que se instalarán para dar más seguridad.

La inauguración

Fueron los chorros del lago, en todo su esplendor amplificado por algún golpe de viento, los que pusieron fin ayer al sencillo acto de apertura del parque. El botón de puesta en marcha se accionó una vez que tanto la delegada del Gobierno, María Marrodán; el consejero de Hacienda, Celso González, y el alcalde, Pablo Hermoso de Mendoza, insistieran en los frutos de la colaboración entre instituciones que representa este nuevo espacio verde. Envolviendo el acto, hubo ambientación musical a cargo de la Escuela Municipal de Música.

Las tres administraciones exhiben el parque como ejemplo de los resultados que puede aportar la colaboración entre ellas

«El compromiso del Gobierno de España es firme y la demostración es que estamos trabajando en un nuevo convenio que equilibre los esfuerzos de las tres administraciones», indicó la delegada del Gobierno. Por su parte, el consejero apuntó que el modelo que conlleva este «parque de vanguardia» es el que se quiere extender a toda la capital y a toda La Rioja. El alcalde recordó el esfuerzo que se va haciendo en el soterramiento en los últimos veinte años y también que, aunque quedan «pasos importantes» por dar, éste es «un avance claro».

El parque nuevo se sitúa sobre la cúpula y la estación de autobuses y baja hasta la prolongación de la calle Belchite con Hermanos Hircio, lugar por el que se puede acceder ahora.

Son 27.322 metros cuadrados distribuidos en el parque sobre la cúpula (3.075), sobre la estación (8.912) y oeste (15.335) que se encuentra en proceso de certificación con el estándar internacional BREEAM Urbanismo, un sello de calidad medioambiental que solo ha sido concedido a 52 proyectos urbanísticos en todo el mundo y que evalúa, además del resultado, la ejecución y todo el ciclo de vida de los materiales empleados.

También se considera este parque un ejemplo en el empleo de materiales de bajo impacto, como los caminos con arena estabilizada. Se ha usado además un sistema urbano de drenaje sostenible que recoge y reutiliza el agua de lluvia. Además, las especies vegetales del jardín han sido seleccionadas en función de la disponibilidad hídrica y el criterio de mayor biodiversidad adaptada al medio.